martes, 18 de marzo de 2014

Ganador de la mención honorífica del Premio Latinoamericano de Poesía Transgresora 2012

Carne para pájaros (el poeta camina desnudo), de Esaú Corona. 
Portada de Tibor Bak-Geler. Ciudad de México, 2014. 

Al entrar en este libro, se nos anuncia eso que falta, eso que está por pasar, como puntos suspensivos de un presente impredecible. Ahí donde la locura es una trinchera del sentido, que busca detener al enemigo, a la razón, pensando en tomar un fusil frente a una multitud indefensa en un cine o centro comercial, cada vez que sale el sol. Ir contra ese dedo índice de los viejos, que no es otra cosa que la cara del tiempo señalándonos, prometiéndonos hacernos Carne para pájaros. Cada verso en el libro está mirándose como en espejos que se funden a nuestro propio reflejo, inaugurando una poética del espacio que se corporiza sólidamente en la palabra y en imágenes certeras y carentes; cualidades propias de un verdadero libro de poesía.

Víctor Hugo Díaz

Nuevo libro de Jorge Manzanilla

Escarnio, de Jorge Manzanilla Pérez. 
Portada de Miguel Escabernal. Mil ejemplares. 
Ciudad de México, 2014. 

Escarnio es, en cada una de sus tres secciones, una búsqueda constante, una suerte de desollamiento del hablante lírico que no tiene piedad alguna consigo ni con los otros. La voz y la mirada de Jorge Manzanilla, procuradoras de rincones obscuros, a veces inconfesables, generan su propio escarnio y el escarnio general con desenfado y confianza, con certeza amarga, con placer y desvelo.  De vez en cuando, sin embargo, se nos confiesa cierta comunión en el dolor que se ha encontrado en la música y en la poesía: hay hermandad en lo ridículos que somos, y esa hermandad nos hace a todos, por igual, merecedores del escarnio que se nos entrega. Este es el libro de una soledad buscando no quien la compañe, sino otra soledad se parezca a ella, para señalarla y seguir en los caminos de la propia burla.

Manuel Iris

Poesía social y filosófica de vanguardia

Trincheras, de Enrique González Rojo Arthur. 
Portada de Ariadne Nenclares Pitol. Mil ejemplares. 
Ciudad de México, 2014.

Es veraz decir que en Trincheras, vamos a encontrar la mejor poesía social viva de México, no hecha del panfleto, sino de la reflexión; no una poesía como un puñal, sino como una ametralladora para hacer futuro, pues contiene no solo un iracundo dolor, sino una fuerte crítica al poderoso y a los vicios repetidos como reflejo en nuestras personas. Vicios incorregibles que es necesario erradicar una y otra vez en un trabajo de tiempo completo. No hay duda que en este libro Enrique González Rojo comprueba ser uno de los más audaces pensadores de la actualidad, y uno de los más representativos poetas maestros. 

Adriana Tafoya

Un libro con la fuerza de un tornado

Revolución groovy, de Neri Tello. Imagen de portada de Pedro Goche. 
Diseño de portada: Guillermo Okhuysen. Mil ejemplares. 
Ciudad de México / Guadalajara, 2013. 

Será noche y siempre será noche en la noche, así un verso de revolución groovy en el que si bien no se sintetiza la total postura poética de su autor, Neri Tello, sí nos ofrece la atmósfera en la que se despliegan y actúan los personajes de este poemario. El alcohol, la cocaína, la mariguana, el sexo, excesos que demuestran el todo y la nada, las clases sociales bajas y bajísimas donde la creatividad se abre como una risotada, una crítica al mundo literario y, sobre todo, a ése que se presume intelectual. Neri Tello nos hace visible el golpe del capitalismo en el ánimo del que es pisado por la bota; revolución groovy es un mundo que se sostiene porque sí, porque no le queda más remedio que ser.

Marlene Zertuche

lunes, 1 de julio de 2013

"Apuntes de algún tiempo", de Mercedes Alvarado



Apuntes de algún tiempo, de Mercedes Alvarado. 
Primera Edición, México, junio 2013. 1000 ejemplares. 
Imagen de portada e interiores, Luis Sn Carlos.


En Apuntes de algún tiempo, la voz poética de Mercedes Alvarado, a través de sus ojos, te invita a abrir los propios para no ver, a hacer con la mirada inesperadas búsquedas de algo que no existe y a desconocerlo todo: el mundo, el tiempo, el cuerpo, las historias, las calles. A tocar con las palmas y las plantas lo que si no se toca se olvida. Y sin embargo, el olvido queda al final como el único recurso para existir. Es este un sentido poemario que se autodestruye al final, cuando los huesos, los días y las palabras se hacen polvo, y que hay que volver a leer cuantas veces sea necesario hasta estar completamente seguro de que no soy yo el lector que tiene en sus manos este libro, sino que soy otro que estuvo: desconocido y nuevo como la niña que habla al interior.


Daniel Wence

"Perro de soledad", pequeño gran libro de Ibargoyen

Perro de soledad, de Saúl Ibargoyen. 
Primera Edición, México, junio 2013. 1000 ejemplares. 
Imagen de portada e interiores, Luis Sn Carlos.


Uno de los grandes poetas vivos, con una obra no sólo vasta, sino de un registro crítico. No es la excepción este poemario que nos adentra en la materialidad de un sol, que lejos de la ilusión gongoriana, se acerca con mano firme al "pelambre del can social", del ser que hambriento busca un poco de lucidez en el cesto de basura de la realidad, donde es más fácil encontrar  respuestas, que en la brumosa irrealidad de lo aparente. Este libro es el camino del perro que no se oculta tras la mano de un amo invisible, y que ladra con sabiduría  en un idioma que nos vuelve nuevamente humanos.  


                                                              Adriano Rémura

viernes, 30 de marzo de 2012

Un poema que se lee hacia arriba

A/salto de río (agonía del salmón), de Raúl Renán. 
Primera Edición, México, marzo 2012. 1000 ejemplares. 
Imagen de portada e interiores, Arturo Terán.


No cabe duda que Raúl Renán es de los pocos maestros pvivos que saben caminar “contracorriente”; andar por los pasillos poco transitados de las letras, y como bien se sabe, ser uno de los más importantes defensores de la experimentación en la poesía mexicana, y que no sólo apunta hacia la escritura misma, sino hacia el soporte de ésta: el formato, como se demuestra en este breve libro, que a manera de un río avanza en contra del salmón que sube la página. No es que el libro se tenga que leer al revés, o que el pez lleve la contra de todo; simplemente, este libro, retrata la vida de un poeta que ha esarrollado una forma propia de ver la Vida.
Adriano Rémura

Poesía chicana

Entre paréntesis (el diminutivo), de Alberto Roblest, 
primera edición, Ciudad de México, marzo, 2012. 
Portada de Luis Sn Carlos. 1000 ejemplares.




Escribir a partir de pequeñas observaciones como un espejo, una espalda que brilla, unas zapatillas, un edificio, una lámpara, en fin, realidades diarias, pero dándoles un sentido de trascendencia, como sucesos que tienen relación con lo más arraigado del corazón y de la memoria, es lo que hace Alberto Roblest en este conjunto de poemas en los que crea su propio espacio y en el cual nos presenta también su desencuentro con un México al que se mira con el deseo de volver o no volver o hacerse invisible en otro país y permanecer “En las profundidades del vocabulario atrincherados amurallados en palabras” para “construir los naipes derribados”.
Hortensia Carrasco

miércoles, 17 de agosto de 2011

Una chispa del cuerpo y ya el incendio del sueño

Una chispa del cuerpo y ya el incendio del sueño
de Norma Bazúa. 
Poetas en Construcción/VO, 2011. 
Edición póstuma, in memoriam. 
1000 ejemplares. Portada: detalle del retrato 
a Norma Bazúa por Roberto Fernández Balbuena



Experimentar el amor es vivir su quemadura, desafiar  lo que no está en el código de nuestras  emociones, echar andar por lo más desconocido de uno mismo. La poesía, en especial la que surge de ese mar, está destinada a permanecer en el tiempo. Norma Bazúa como la gran poeta que fue nos conduce por esas íntimas veredas; nos transmite con imágenes poderosas lo que no habrá de borrarse, ni siquiera en el último momento: el de la muerte. 


                                                                                           Santos Velázquez

Ópera de la tempestad

(AGOTADO)
Ópera de la tempestad
de Andrés Cisneros de la Cruz.
Métafora/VO, Ciudad de México 2011. 
1000 ejemplares. 
Ilustración de portada: Flor Minor.


Cisneros de la Cruz se ha caracterizado por ser un poeta que deja de lado la exquisitez, la retórica, la hipocresía, para abrazar la rebeldía, la provocación, el cuestionamiento. En Ópera de la tempestad,  el odio y la repulsión son parte de la respuesta; canto que provoca revoluciones, e ironiza con las figuras sagradas de la historia, para provocar en el lector la reflexión y la ira. La poesía, más que nunca, debe unificar al hombre con sus contemporáneos; este contexto ha hecho de Andrés un poeta convincente y que es congruente tanto en su forma de escribir como de actuar.
                                                                   Neri Tello

jueves, 25 de noviembre de 2010

Nuevos títulos de la colección


(AGOTADO)

Tercer Tomo de la Colección Inteligente.
El matamoscas de Lesbia (y otros poemas maliciosos), de  
Adriana Tafoya.
1000 ejemplares, Segunda edición, México, 2010. Ilustración de portada:
Mar y Sol Rangel.
 Este libro es resultado de la coedición con la revista Bitácora  
del Faro de Oriente y VersodestierrO

Identificar una generación poética es dentro de cualquier tradición labor de largo alcance; pero ubicar a sus creadores en tiempos sincrónicos, desde su propia coherencia creativa, es asunto exclusivo del lector y su época. Involucrarse en la obra de Adriana Tafoya motiva al lector a cruzar un espacio donde el sexo torna en animal salvaje. La presente compilación nos descubre la obra de una poeta de tiempo vivo y despierto, mejor aún: atemporal.

Ivan Vergara



 Cuarto Tomo de la Colección Inteligente.
Infierno Blanco, de Víctor M Muñoz.
1000 ejemplares, 2010. Ilustración de portada:
Ariadne Nenclares Pitol.
 Este libro es resultado de la coedición con la revista Bitácora 
del Faro de Oriente y VersodestierrO

Demasiada claridad enceguece, demasiada certeza resulta engañosa. Víctor M Muñoz traza el verso en la sombra de la urbe, donde se manifiestan las caóticas formas de los inframundos en la realidad. ¿Quién dijo que la poesía sólo habla de belleza y buenos momentos? En Infierno Blanco el poeta escribe con la voz de la otra poesía, que según dicen, es molesto escuchar. La estética de sus poemas obedece a un drama ineludible y no al clasicismo fácil de sus coetáneos.

Adriano Rémura

domingo, 4 de julio de 2010

Dos títulos para abrir la Colección


Primer Tomo de la Colección Inteligente.
Aprender la muerte, de Norma Bazúa.
1000 ejemplares, 2010. Ilustración de portada:
Ariadne Nenclares Pitol.

Mientras no pensamos en la muerte, vivir nos agobia, nos dice la poeta Norma Bazúa. Difícil es aprender el arte de la vida, y cuando por fin empezamos a tener algunas conjeturas sobre la existencia, nos percatamos de que la muerte nos aguarda y rodea con cuatro paredes. Es en ese instante, en ese minúsculo vislumbre de las sombras, donde comenzamos (aunque no se quiera) el aprendizaje del morir: a comprender la diaria despedida.

Adriana Tafoya



Segundo Tomo de la Colección Inteligente.
Al-eros (poema en siete sueños), de Mario Islasáinz.
1000 ejemplares, 2010. Ilustración de portada:
Xólotl Polo.

Es mejor luchar que olvidar, nos recuerda el poeta Mario Islasáinz, y nos muestra cómo incluso las emociones más oscuras son bellas. Después de todo miente Lautréamont, la naturaleza no es cruel. Y bajo el alero, techo que cubre de la lluvia a los amantes cuando aún no se deciden a traspasar la puerta, transcurren estas siete formas de hacer realidad los sueños, esta praxis amatoria en donde los cuerpos se funden con el Eros (en la corteza del árbol de la vida o la muerte) y luego nos permiten disolvernos en el agua de la noche.

Andrés Cisneros de la Cruz